Refugio en Islandia

Todavía yendo contra corriente como en “Against the wind”

Hoy no tengo mucho que decir. Más bien no quiero decir mucho. Empiezo diciendo que para mí hay canciones que son señales. Todas las de este blog lo son. Tuve (ayer) un día un poco difícil. Guerra interna de pensamientos y tormenta de sentimientos dentro. Días de estos que sólo quieres abrir la boca y salir de tu cuerpo por ella y liberarte del todo. Y no ha pasado nada malo en especial. Es sólo que a veces es muy difícil mantenerse en el camino de lo que crees es lo correcto para ti cuando en realidad ni siquiera sabes muy bien hacia donde vas. Bueno, ni lo sabes muy bien ni muy mal. Básicamente sabes qué es lo que no quieres hacer, y sientes que tienes que hacer algo diferente porque no sientes …. (acaba de guardarse el borrador a las 0.33.33 jajajaja gracias señales). 

Decía que básicamente no sientes ser como lo que te rodea y lo que quieres es hacer algo diferente que te llene el alma de verdad. No digo estupideces. Es que yo no soy feliz viviendo la vida que muchos toleráis. No son chorradas y lo siento mucho pero como muchas veces he dicho a personas que me conocen, me niego a tener que vivir esta vida conformada y ceñida a unos estándares que no me representan. Pero joder, me agota caminar contra el viento. Estaba preparándome la cena, pensando qué poner para ver que fuese corto, con la música puesta. Tengo una lista aleatoria como todo el mundo. No veo la tele. Me siento y empieza a sonar “Against the wind”.

Entonces siento esta cosa que siempre trato de explicar que me hace darme cuenta de que la canción me quiere decir algo. Hoy simplemente tenía la lágrima fuera en el segundo 20. Digo, vaya, esto es lo que estaba buscando para ver. Gracias vida. Busco la letra en goggle y zas… todo lo que lleva rayándome el día está ahí escrito. En esa canción que se escribió casi en el año que nací. Creo que la mejor señal para darte cuenta de que esa canción t (miro el reloj inconscientemente mientras escribo esto y es la 1:11,  lo mío con los números no es normal) te está diciendo algo es que directamente te emociona y lloras cuando verbalizas los versos en los que te ves reflejado.

Y sí, me sé mayor pero sigo sintiendo que a pesar de estar aprendiendo a luchar y mirar por mi, hoy siento que solo corro contra el viento. Y me encanta el viento. Pero no tengo más fuerzas hoy o sí las tengo pero es que no me gusta estar corriendo sin sentido, sin saber hacia donde voy. Siento que no lo estoy haciendo bien. Que todo debería estar más claro, que debería ser más fácil encontrar para qué has venido aquí. Hoy me pesa el tiempo, me peso yo, me peso por no ser capaz. Sentir que no voy a ser capaz. Me siento idiota. Escribiendo esto. Liberando mi ser a modo de palabras. Pero la canción me lo ha dicho. Quizás no sepa vivir de otra manera, y quizás viva toda la vida corriendo contra el viento. Estoy cansada. Muy. Hoy.

Y es que siento el tiempo así. Lejano y cercano al mismo tiempo, como si pudiera viajar a cualquier momento de mi vida pasada y ser espectadora y no sentir nada. Y me siento perdida porque a pesar de estar en casa no me siento en casa. Me siento muy lejos de mi hogar, de mí misma. Es una mierda. Y a veces sientes que no avanzas nada, que no has conseguido nada nuevo un día. Ni al otro. No soy lo suficientemente paciente. No lo estoy haciendo bien. Vuelta a empezar con la cantinela. Hoy me puede mi cabeza. Te estoy viendo venir. Me estás arruinando el día. Deberías de estar solo para ayudarme a discurrir cosas. No para destruirme ni acabar conmigo.

Me estoy buscando a mi misma. Y si tengo que hacerlo buscando un refugio una y otra vez donde estar a salvo contra el viento lo voy a hacer. Quizás sea la única manera de encontrarse a uno m (miro el reloj ahora y borrador guardado a las 0:53:35) … a uno mismo, dentro de tu propio refugio resguardado del viento y de todo lo externo a ti. Que cansada estoy de buscar. Y de correr. Tengo que aceptar que la situación es esta ahora. Por un tiempo es esto. Estar quieta. Buscarme, crecer y aprender a quererme. A creer que puedo y que valgo. Que no soy “a little something against the wind” (un algo insignificante contra el viento).

Bueno, sí que lo soy. No soy nada comparada con la inmensidad del universo y de la vida, pero sí que formo parte de todo y por eso puedo resistir el viento, el fuego y cualquier tsunami que venga a llevarme de mi refugio.

De momento aquí estoy a salvo y en mi refugio. Aunque sea contra el viento.

 

Like
Like Love Haha Wow Sad Angry

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.